vocabulario de los niños

¡La adquisición de vocabulario es el gran trabajo de los primeros años de vida de los minis!

Los primeros meses se dedican principalmente al desarrollo de la comprensión. Y esto es lógico ya que siempre está la comprensión de una palabra antes de su producción. Antes de producir una palabra, el niño necesita escucharla varias veces, para asociarla con el objeto correcto o la acción correcta, en varios contextos diferentes, en varios momentos diferentes.

Es entre los 12 y los 16 meses cuando suele aparecer la primera palabra (¡sí!). Le seguirán decenas de palabras nuevas que permitirán a los minis tener un buen vocabulario básico. Estas primeras palabras se orientan principalmente hacia la rutina (dormir, comer), los nombres (de la familia) y las necesidades diarias (por ejemplo, comer, beber, jugar, ser amado).

¡Esta primera palabra y las siguientes no se pronunciarán perfectamente! Los niños no tienen la capacidad de producir ciertos sonidos a ciertas edades. Por ejemplo, los sonidos "L", "CH", "J" y "R" están entre los últimos en dominarse (alrededor de 4-5 años). Por lo tanto, es normal que "juego" se pronuncie "zeu" y que "sombrero" se transforme en "sapeau".

A los 24 meses, los minis dicen entre 50 y 300 palabras, lo cual es suficiente para comunicar sus necesidades. Ahora están listos para combinar palabras (p. ej., "quiero leche", "mamá se fue", "papá viene", "gato gordo"). Pero para hacer estas combinaciones necesitan diversificar su vocabulario: aprender a usar verbos, adjetivos, pronombres, etc.

¿El papel de los padres en todo este desarrollo? Es solo para ser un buen modelo de lenguaje. Así que aquí hay algunos consejos :

1) No simplifique demasiado nuestro vocabulario . Puedes adaptarte al nivel de lenguaje de tu hijo (evitar oraciones largas y conceptos muy abstractos), pero es súper relevante usar:
las palabras "palmera" y "abeto" en lugar de "árbol".
→ las palabras "ira" y "triste" en lugar de "no es bueno".
Básicamente, depende de nosotros diversificar nuestro vocabulario para que los minis aprendan a diversificar el suyo.

2) Leer libros ! Son un gran recurso para exponer a los niños a palabras que rara vez se encuentran en nuestra vida cotidiana: ciertos animales, instrumentos musicales, elementos naturales, adjetivos, etc.

3) Los minis desarrollarán aquello a lo que están expuestos : si siempre se dice la palabra "moo", el niño no podrá aprender la palabra "vaca". Parece obvio pero se puede olvidar fácilmente. Entonces, ¿por qué no usar esta combinación: "es la vaca la que me hace a miuuuuuh".

4) Evitar que el niño repita : "repite conmigo, VA-CHE". Pedirle al niño que nos imite no acelerará el aprendizaje. Lo que es muy útil es repetirse mucho para que el niño escuche la palabra correctamente pronunciada tantas veces como sea posible. En pocas palabras: ¡tú eres el loro, no tu hijo!

5) Acepta palabras mal pronunciadas . Los minis son físicamente incapaces de producir ciertos sonidos a ciertas edades. ¡No tiene sentido insistir en una pronunciación perfecta ya que los últimos sonidos se dominan alrededor de los 4-5 años!

6) Reformule en lugar de corregir lo que ha dicho su hijo. Por ejemplo: "madre mortero, guardia". Al corregir al niño “decimos PA-PI-LLON mi amor”, le dejamos dar a entender que se equivocó. Al reformular las palabras "oh sí, estoy mirando esta mariposa, es hermosa", lo dejamos con una sensación de confianza mientras le damos el modelo adecuado para mejorar. La investigación incluso ha demostrado que reformular es más efectivo: los minis entienden y aplican las reglas gramaticales más rápidamente cuando se reformulan en lugar de corregirse.

7) Es importante ponerse a su altura en ocasiones (sobre todo en los bebés), cara a cara, para que pueda ver los movimientos de nuestra boca, nuestras expresiones faciales, nuestra mirada...

8) Reduzca el ritmo : evite hablar demasiado rápido, hacer 8 preguntas al mismo tiempo y no dejar momentos de silencio. Los minis todavía están adquiriendo el idioma y por lo tanto necesitan más tiempo que nosotros para formular su respuesta.

9) Seguimiento de intereses . Es una excelente manera de optimizar la estimulación del lenguaje de su hijo. En lugar de interrumpir su juego con un tema de conversación completamente nuevo, uno simplemente puede unirse a él en su actividad. De esta forma se facilita la concentración, se agradece el intercambio y se multiplican las oportunidades de comunicación.

10) Crear oportunidades de comunicación . Es decir, es simplemente dejar que los minis se acerquen a nosotros con su petición: esperar a que nos pidan ayuda, dejar un objeto fuera de su alcance, detener una actividad y esperar a que nos pidan más, etc.

Bonificación: ¡escucha tus instintos! Si estás preocupado, nunca dudes en buscar ayuda profesional ☺

El vocabulario es la base del desarrollo del lenguaje. Necesitas palabras para construir oraciones y oraciones para expresarte .

Aquí encontrarás una guía para seguir las primeras palabras de tu hijo (hasta los 24 meses). ¡Y consulte nuestro boletín mensual para obtener ideas de actividades!

Regresar al blog

Deja un comentario

julia panadero

Estudié bilingüismo en niños a nivel de Maestría y Doctorado. Hoy, acompaño a familias de niños multilingües y desarrollo productos únicos para sus minis bilingües. Comparto con ustedes aquí información que es científicamente válida y arraigada en la vida real 😀